Crecimiento Personal

Pensamiento Lateral

Frases de Motivación

Desarrollo Personal

Frases Bonitas

Etapas de la Vida

Frases Positivas

Poema de Amor

Podemos Ser Optimistas

El gran y simple secreto para ser optimistas es entrenar el cerebro. He aquí cómo podemos entrenarnos para ser más optimistas con emociones positivas y también experiencias. ¿Qué nos hace sentir bien? La investigación muestra que las personas exhiben una florida salud mental cuando las emociones positivas como la esperanza, la alegría y el asombro superan a las emociones negativas como la ira, el asco, el miedo, la tristeza y la vergüenza, en una proporción de tres a uno. Mientras que no se puede eliminar todos los problemas y la negatividad de la vida, sí se puede compensar con una amplia oferta de cosas que nos hacen sentir bien.

Hay que pensar en las cosas simples que nos hacen sentir positivo. A lo mejor es acariciar a un perro (a un gatito), escuchar música, hacer ejercicio o salir con un amigo para tomar un café. Hay que hacer un esfuerzo para incluir algunas de estas cosas en la rutina diaria, y anotar esas experiencias positivas en un cuaderno para reforzarlos.

Vivir en el presente. La evidencia creciente indica que la atención plena en la practica de meditación, nos puede volver más consciente de nuestras propias sensaciones, pensamientos y emociones; hacerlo sin juicios o condenas, esto no sólo relaja y tranquiliza la mente, también aumenta la capacidad para reducir la negatividad.

¿Qué hacer?... Tomar un descanso de 10 a 15 minutos para meditar varias veces al día. Apagar el teléfono y cerrar la puerta, o dar un paseo por el parque. Dedicar este tiempo para sintonizarnos con los sentimientos y pensamientos que pasan por la mente y el cuerpo. Si los pensamientos perturbadores entran en la mente, no nos detengamos en ellos, hay que dejar simplemente que se alejan. Después de añadir la meditación consciente a nuestras rutinas, la mayoría descubrimos cuan capaces somos para hacer frente con mayor eficacia a los problemas y preocupaciones.

Actuar como un optimista: La investigación ha demostrado que la activación de los músculos usados para sonreír mediante el sostener un lápiz entre los dientes frontales, por ejemplo, puede mejorar nuestro estado de ánimo. De la misma manera, la adopción de los patrones de comportamiento de optimismo, incluso si no son naturales para nosotros, ayudarán a recorrer el largo camino hacia el cultivo de una naturaleza personal más soleada.

Entonces a probar lo siguiente ...

- Los optimistas no tienen miedo de asumir riesgos o probar cosas: Resultados no exitosos tienden a ser vistos como experiencias de aprendizaje más que fracasos. Y los optimistas están en el juego para volver a intentarlo. Ejemplo: Seguir adelante y solicitar el trabajo ideal. Si no se lo consigue, nos sentiremos decepcionados, pero aprenderemos del proceso para poder volver a intentarlo.

- Ser más flexible: Hacer algo nuevo, incluso si es algo tan poco importante como tomar una ruta diferente en la carrera por la mañana o charlar con una vecina a la que normalmente solo se saluda con un movimiento de cabeza. Cada modificación positiva en la rutina, no importa cuán pequeña sea, ayuda a entrenar el cerebro y construye la flexibilidad y la creatividad que caracteriza el optimismo.

- Tomar el mando: Los optimistas tienden a tener un sentido de control sobre sus vidas, que se ha demostrado para reducir el estrés y proporcionar otros beneficios de salud. Lo mejor: aumentar el sentido de control en pasos pequeños. Por ejemplo, si quisieramos tener menos interrupciones en el trabajo, podríamos por comenzar a limitar el número de veces que se revisa el correo electrónico

Importante: Reconocer cada pequeño avance para que usted ganará confianza para hacer otros cambios que le ayudarán a sentirse más en control.

 

PAUTAS

Los Optimistas tienden a ser:

  • Proactivos: Ellos toman acción y hacen las cosas.
  • Persistentes: Persiguen objetivos e intentan de nuevo después de un fracaso.
  • Creativos: Si un método falla, buscan otro.
  • Confiados: Ellos esperan que las cosas funcionen a largo plazo.
  • Cruciales: Los optimistas tienden a notar y centrarse en las cosas positivas en su vida, tales como experiencias gratificantes y posibilidades, en lugar de lo negativo.

 

Fuente: Elaine Fox, PhD, Directora del Laboratorio de Neurociencia Afectiva del departamento de psicología de la Universidad de Essex, Colchester, Reino Unido. Ella es también la autora de "El cerebro lluvioso y el cerebro soleado: Cómo entrenar el cerebro para vencer el pesimismo y lograr una perspectiva más positiva".




Nuestras Páginas

Superación Personal

© Tu Superación Personal