Crecimiento Personal

Pensamiento Lateral

Frases de Motivación

Desarrollo Personal

Frases Bonitas

Etapas de la Vida

Frases Positivas

Poema de Amor

La Energía Negativa

La energía negativa puede venir de otras personas con las cuales interactuamos o puede provenir también de nuestros propios hábitos. Aquí te explico sobre algunas de esas fuentes de negatividad y lo que podemos hacer al respecto.

Las personas con energía negativa

Tal vez tengamos un amigo que necesita desafiar todo lo que decimos; o que tiende a señalar insistentemente los aspectos negativos de cada situación o de cada persona. Tal vez conozcamos a alguien que siempre esta desalentado y que de alguna manera parece que quisiera que el mundo se una a su desaliento. ¿Qué se puede hacer con la energía negativa que emana de estas personas? En primer lugar, reconocer que no siempre se está con ellos y que cuando lo hagamos podemos ejercer un poco de paciencia, compasión y apoyo, lo cual es siempre saludable y generoso para ambas partes. En segundo lugar, reconocer que a menudo esa energía negativa emana por la forma como interactuamos con esa persona; es decir, una persona crítica puede ser una persona muy útil si es el análisis crítico lo que necesitamos en ese momento. Por otro lado, una persona puede agotar nuestra energía si perdemos nuestro tiempo defendiéndonos de sus comentarios mezquinos e innecesarios, en este último caso entonces es mejor pedirles que paren o simplemente retirarnos.

Afortunadamente, hay algunas maneras de cambiar la energía negativa entre nosotros y otras personas. Una de ellas es hablar de cosas entretenidas que tengamos en común: hobbies, gustos, películas, viajes; esto a menudo disuelve la negatividad. Otra técnica simple es preguntar a la persona sobre alguna buena noticia en su vida ya que esto va a empujarla a reconocer aquello que va bien en su existencia, y es muy difícil mantener un sentimiento negativo cuando se habla de algo bueno.

Sin embargo, si acaso las técnicas anteriores no funcionan, o si la persona está derrotista, melancólica o enojada y llena de ira todo el tiempo, la solución es simple, aunque no necesariamente fácil: pasar menos tiempo con esa persona. Por supuesto que tenemos que pasar tiempo con gente desagradable, es parte de la vida, incluso algunos de ellos pueden ser hasta nuestros seres queridos; pero la verdad es que nadie tiene la obligación de participar en los pensamientos negativos de otros, entonces reducir el estar expuestos a ellos es una solución sabia.

Nuestra propia energía negativa

Cada uno de nosotros también tenemos nuestro barril de energía negativa, y ese barril indeseable habita en un solo lugar: nuestros pensamientos; por lo tanto vale continuamente recordarnos a nosotros mismos que "nuestro pensamiento tiene el poder de cambiar nuestra vida".

Si acaso nos ponemos ahorita mismo a imaginar todas las cosas que debemos hacer y todas las cosas que podrían salir mal en el futuro, a ver si no nos sentimos más estresados y angustiados. La primera lección aquí entonces es obvia: Deja ir tus pensamiento negativos... deja que se los lleve el río.

Esto es muy simple, pero no por ello representa una solución fácil. Podemos comenzar entrenándonos lentamente a observar nuestras ideas y pensamientos. Descubrir qué es lo que provoca nuestra negatividad y preguntarnos qué podemos hacer entonces para evadir esos estados de baja energía. No se trata de ignorar los problemas a los cuales debemos prestar atención, pero notar con qué frecuencia pasamos pensando en un problema más de mil veces sin tomar acción, entonces decidamos trabajar sobre una solución para aquello que no nos deja descansar y verlo como una oportunidad de reescribir nuestro camino; ahora si se trata de algo que simplemente ya no tiene remedio, pues aprendamos a dejarlo ir con resignación y que se lo lleve el viento.

Por supuesto, la otra cara de los pensamientos negativos son los positivos. Esto no quiere decir que debemos ser ciegamente optimistas y escapar de la realidad; sino que cuando nos encontremos hundidos en momentos de oscuridad, tratemos de NO ignorar las ventanas que tenemos, las cosas buenas de nuestra persona, y las cosas maravillosas que hemos experimentado y aún nos quedan por experimentar.

Yo sé que es difícil recordar pensar positivamente y liberarnos de la energía negativa, entonces te propongo hacer una lista de las cosas por las cuales estás agradecido, ponla en tu bolsillo, en tu cartera, en tu bolsa y sácala para leerla cada vez que te sientas deprimido o deprimida. Estemos atentos a las cosas que van bien en nuestra vida y prestemos atención. La energía tanto positiva como negativa viene de donde nosotros enfocamos la mente.




Nuestras Páginas

Superación Personal

© Tu Superación Personal