Crecimiento Personal

Pensamiento Lateral

Frases de Motivación

Desarrollo Personal

Frases Bonitas

Etapas de la Vida

Frases Positivas

Poema de Amor

Algunas Palabras de Motivación

En estas palabras de motivación y aliento florecen verdades incurables y tal vez esas sabias respuestas que todos buscamos.

Decir “no” sin culpa.

Es imposible agradar a todos. Es un desgaste para el alma y para el cuerpo decir “sí” siempre. No somos súper-hombres o súper-mujeres, no podemos cumplir cada favor que nos pidan. Aprendamos a decir “no” en paz y con bondad.

Una vida organizada.

Planear nuestros días, nuestras semanas, nuestras actividades; ello nos proporciona un marco de órden y disciplina. Sin embargo hay que aceptar la posibilidad real de imprevistos y situaciones fuera de nuestro control. No todo se puede planificar, la vida misma es una sorpresa, un río de todas las piedras y todas las flores. Además, dar cabida a lo espontáneo trae un gozo particular y la oportunidad real de ser felices en un instante.

Una tarea a la vez.

El mundo moderno demanda ser multi-facéticos y multi-tareas, y a veces pues hay que ceder a estas exigencias contemporáneas; sin embargo siempre y cuando sea posible es mejor realizar un trabajo bien hecho que varios a medias; no perdamos el enfoque, ni dejemos que la ansiedad triunfe.

No somos indispensables.

La vida y el mundo no comienzan ni terminan con nosotros. No somos ni el centro del mundo, ni el centro de nuestro trabajo, ni el centro de nuestro hogar, ni el centro del universo. Entender esta verdad nos va a relajar y nos va a hacer perder las absurdas ansias de control y caer en las tranpas dolientes del ego.

El descanso recupera.

Respetemos nuestras horas de descanso en la noche y también durante las actividades diarias. Tratemos de tomar pequeños descansons a través del día para recargar las energías. Al practicar estas pausas pensemos en nosotros, en nuestras actitudes, en aquello que hemos realizado en las últimas horas.

La felicidad del prójimo.

Tratemos con tenacidad de propiciar un ambiente de relax, alegría y armonía, pero no podemos llevar a cuestas la responsabilidad de crear personas felices. Podemos regalar un poquito de felicidad pero no podemos ser responsables por los estados de ánimos de los otros, así como no debemos exigir que ellos sean responsables por los nuestros.

Pedir Ayuda.

No temamos buscar ayuda, estirar la mano, aceptar apoyo. Siempre y cuando sea necesario y no por costumbre o flojera; pero al pedir ayuda tengamos el sentido común y la sabiduría de pedírsela a las personas correctas, a aquellos que pueden y que saben más que nosotros, y que pueden ser una luz y una guía.

Los monstruos en la mente.

Hay problemas muy reales, muy dolorosos y muy trágicos; pero debemos entender de una vez por todas que también hay cientos de problemas imaginarios que se convierten en cíclopes y minotauros mentales y solo son el producto del miedo que los multiplica y los empodera.

Rencontrarnos con lo cotidiano.

Hay tanta belleza y tanta alegría regada en lo simple, en las rutinas diarias, en las llegadas del alba, en las caídas del sol, en las entradas de la luna. Esforcémonos por degustar las pequeñas cosas que construyen nuestra vida y que guardan la posibilidad inminente de hacernos felices.




Nuestras Páginas

Superación Personal

© Tu Superación Personal