Crecimiento Personal

Pensamiento Lateral

Frases de Motivación

Desarrollo Personal

Frases Bonitas

Etapas de la Vida

Frases Positivas

Poema de Amor

Ser Auténtico

No hay duda que cuando pretendemos ser algo que no somos lo hacemos por miedo, como resultado de nuestra inseguridad, ya que ante nuestras debilidades nos sentimos aplastados y entonces fingimos ser esa persona depurada y casi perfecta que reciba la constante aprobación y admiración de los otros.

Lo cierto es que mientras más se exija o se anhele el respeto de los demás, menos probabilidades hay de recibirlo. Así que no tiene sentido tratar de cambiar la manera en que los otros nos miren, nos aprecien o nos juzguen; no tiene sentido llevar un rigor de comportamientos calculados o técnicas de actitud con el fin de aparecer como un ser humano perfecto y al que todos respeten y congratulen.

La admiración y el respeto de los otros hacia uno es algo muy efímero, un día se lo tiene y otro día no, en realidad no depende de uno sino de ellos mismos, y eso esta más allá de nuestro control porque lo que los otros puedan o no dejar de pensar les pertenece solamente a ellos.

Sufrir por lograr el asentimiento colectivo es una fuente constante de conflicto interno e infelicidad que alimenta un auto-sabotaje a ese ser humano que realmente somos y que quiere cambiar, mejorar y superarse por sí mismo y por el bien del mundo, mas no por quedar bien ante el grupo de amistades, familiares o colegas.

Trabajemos para desarrollarnos, para adquirir un estado de mayor conciencia y observar los momentos inestables, volubles, extramadamente emocionales que pasan a través de nosotros para poder luego dejarlos atrás, abandonarlos. Esforcémonos para abordar a un puerto de calma, de silencio y ponderación; así actuaremos desde el ser que somos, dando lo mejor de nosotros, desde nuestras debilidades y fortalezas, sin caer en la tentación de pretender mostrar la persona fantástica que no somos y que fingimos ser solo por miedo o por mala costumbre.

Procuremos dar la bienvenida a ese ser que habita en cada uno realmente, que llega con todos los temores, las miserias del carácter, los equívocos y las sombras; y sin embargo, un ser que también arriba con su franca porción de virtudes y aciertos, de fortalezas, bondades y lumbres; por consiguiente, desde este ser -brillante y opaco- iniciar las transformaciones espirituales y no desde cualquier otro inventado y desconocido.





Nuestras Páginas

Superación Personal

© Tu Superación Personal