Crecimiento Personal

Pensamiento Lateral

Frases de Motivación

Desarrollo Personal

Frases Bonitas

Etapas de la Vida

Frases Positivas

Poema de Amor

Frecuencias Positivas ante la Tristeza y la Depresión

Por Patricia Gaviria

El estado energético natural del ser humano es de frecuencias positivas; allí donde nos sentimos vitales, alegres, tranquilos, creativos y con una valiente disposición para enfrentar la vida. Un estado esencial que nos conecta con las fuerzas del universo y nos brinda sentimientos y pensamientos verdaderos.

Lastimosamente, con frecuencia, nos vemos expuestos a condiciones que sacan nuestra energía de su estado original, y bajan o deprimen su vibración en el sentido opuesto del espacio energético: el de frecuencias negativas. Este proceso es completamente natural de nuestra especie, como mecanismo de respuesta a los acontecimientos que forman parte de la existencia.

En los niveles del campo negativo, nuestras habilidades y emociones positivas se van distorsionando, y, gradualmente, van apareciendo sensaciones poco agradables como por ejemplo la tristeza. Ya sea una aflicción leve que oprime el corazón o una fuerte pena difícil de sobrellevar, la tristeza es un modo de expresión característico de todos nosotros cuando enfrentamos acontecimientos que van en contra de nuestra lógica.

Ahora bien, cuando nuestra energía permanece en los campos negativos por periodos prolongados, no solo se da la tristeza en niveles muy intensos sino que también aparecen otra cantidad de manifestaciones como miedo, inseguridad, inapetencia, susceptibilidad, desesperanza e irritabilidad, que nos van haciendo perder el equilibrio mental y emocional. A todo este proceso, se le ha dado el nombre de Depresión.

Hay algunos campos que describen la Depresión como una afección o enfermedad; sin embargo, hay que mirarla desde un punto de vista muy diferente. Podemos decir que la Depresión es una condición que ha formado parte del ser humano desde sus orígenes. En los tiempos lejanos de la civilización Griega, ya los filósofos dirigían sus mejores discursos a la “melancolía”. A través de la historia cantidades de personajes han dado fin a sus vidas en momentos de desesperanza, otros vivieron unas vidas turbulentas que llamaron existencialistas, y algunos son recordados por haber muerto de tristeza, envueltos en grandes penas de amor.

Una mala alimentación, poca actividad física, un contacto con el sol casi nulo, malos hábitos respiratorios, contacto con clima frio extremo y, sobre todo, unas costumbres sociales y de pensamiento distorsionado,son los factores principales para que nuestra energía se vaya consumiendo. Es por esto que en sistemas sociales modernos, con horas de trabajo excesivas, en donde la gente no alcanza a alimentarse bien ni a recuperar su aliento, fácilmente se van desconectando de la fuente de vida y perdiendo el verdadero sentido de la existencia; que en países que enfrentan estaciones de invierno fuerte, sus habitantes bajen mucho su energía corporal y tiendan a manifestar cuadros depresivos; que la mayoría de madres se suman en gran tristeza después de un largo trabajo de parto que acaba con sus reservas energéticas; y qué los niños forzados a pensar con conceptos morales errados comiencen a presentar comportamientos lejanos de la verdadera naturaleza con que el universo les dio vida.

Entonces, podemos decir que la tristeza es parte de la Depresión… pero la Depresión no debe volverse nuestro estado normal. Es natural y sano enfrentar la tristeza en momentos que la justifiquen, y cualquier otro de los sentimientos que se generan en los estados depresivos, pero nunca éstos se pueden mantener por largo tiempo -ni siquiera en niveles leves- y mucho menos convertirse en una manera de vida.

Debemos adquirir hábitos diarios que empujen nuestras vibraciones energéticas de vuelta a su estado esencial de frecuencia positiva. Aquellos que activen el cuerpo como alimentos naturales, ejercicio rítmico, buena oxigenación e hidratación; que estimulen la mente como juegos matemáticos, escritura, pintura, manualidades o radio-meditación; y que eleven el espíritu como la auto-comunicación y el recogimiento.

El ser humano fue creado para vivir en bienestar. Fuimos enviados con herramientas sencillas e innatas que regocijan nuestro ser y nos mantienen conectado con la esencia creadora. Está en nuestras manos el utilizarlas y poder seguir el camino evolutivo con alegría, plenitud, armonía y equilibrio.

 

 

Patricia Gaviria es autora de los libros de superación personal: Volver a Ser Feliz...Venciendo la Depresión con el Cuerpo, la Mente y el Espíritu y Lo Último en Tecnología Divina: Los Ajustadores de Pensamiento. Es además Conferencista, Consultora y Promotora de Crecimiento Personal.

La puedes encontrar en su blog: www.moviendoenergias-pg.blogspot.com

 

 

 

 




Nuestras Páginas

Superación Personal

© Tu Superación Personal